Se eliminan gratuidades, pero el Estado Cubano no deja desamparado a nadie

Cuba inicia el venidero 1 de enero de 2021 la Implementación del Proceso de Ordenamiento Monetario donde se dispone la unificación monetaria y cambiaria.


22 de diciembre de 2020 - Raúl Vázquez

Se eliminan gratuidades, pero el Estado Cubano no deja desamparado a nadie
Radio Rebelde

Categoría: Tarea Ordenamiento en Cuba

Cuba inicia el venidero 1 de enero de 2021 la Implementación del Proceso de Ordenamiento Monetario donde se dispone la unificación monetaria y cambiaria, así como la transformación en la distribución de ingresos de la población en lo referido a salarios, pensiones y prestaciones de la asistencia social.

En la Gaceta Oficial de la República de Cuba del 10 de diciembre de 2020 aparece el Decreto 25 del año 2020 Modificativo del Decreto 283 “Reglamento de la Ley de Seguridad Social”, del 6 de abril de 2009, acción incluida en el proceso que terminará con la dualidad monetaria en una de las actividades más complejas enfrentadas por la nación en el orden económico durante los últimos años.

Por tanto, resulta necesario establecer las reglas para el cálculo de las pensiones por invalidez parcial, el subsidio por enfermedad o accidente, y la pensión provisional por causa de muerte del trabajador, durante el primer año de la implementación de la reforma integral de salarios, pensiones y prestaciones de la asistencia social, y en consecuencia suspender por igual término la aplicación de dichas reglas previstas en el citado Decreto 283.

Dentro del Régimen de Asistencia Social se mantiene en el Artículo 249 el estado cubano mantiene la protección a las personas que poseen insuficientes ingresos para asumir la alimentación, medicamentos, el pago de los servicios básicos; la carencia de familiares obligados en condiciones de prestar ayuda y la incapacidad de los miembros del núcleo familiar para incorporarse al empleo, motivado por situaciones de salud, discapacidad u otras causas que lo justifiquen.

En cuanto a las prestaciones monetarias, en el caso de la temporal, se concede por el plazo de hasta un año cuando la situación del núcleo familiar que originó su concesión es prolongada, mientras que la eventual es otorgada a la persona o núcleo que por razones excepcionales y justificadas carece de apoyo familiar, insuficientes ingresos para asumir gastos básicos de alimentación, pago de agua, medicamentos, electricidad, teléfono, la cocción de alimentos, entre otros que se consideren impostergables.


En el Capítulo III y IV del Decreto 25 de 2020 se establecen los servicios sociales comunitarios e institucionales, en el caso de los comunitarios se ofrecen a partir de la gestión de los recursos cercanos al domicilio de las personas, que propician su permanencia en el entorno habitual, la realización de las actividades de la vida diaria, así como elevar su calidad de vida; entre ellos se encuentran la asistencia social a domicilio, la protección a madres de hijos con discapacidad severa y la alimentación en centros especializados o a domicilio.

Se incluyen otros beneficios que se otorgan excepcionalmente, como la transportación para recibir atención médica especializada fuera del territorio de residencia y el pago del consumo eléctrico a pacientes con enfermedades crónicas.

El pago total o parcial de los servicios sociales comunitarios que reciben los beneficiarios, se determina a partir del análisis casuístico y la decisión se adopta en el Consejo de Dirección de la Dirección de Trabajo Municipal.

En el caso de la protección a las madres de hijos con discapacidad severa, con el fin de obtener la pensión por edad, se aprueba mediante Resolución del Director de Trabajo Municipal, previa evaluación en el Consejo de Dirección, como años de servicios, el tiempo dedicado al cuidado de los hijos.

En cuanto a los servicios sociales institucionales, donde intervienen de forma coordinada otros organismos e instituciones del Estado, se incluyen consultas médicas especializadas para la prevención, atención y rehabilitación; la participación en hogares de ancianos; casas de abuelos y talleres especiales para el empleo de personas con discapacidad, entre otros.

La Tarea Ordenamiento no constituye la solución mágica a todos los problemas de la economía y la sociedad, pero permitirá avanzar de manera más sólida ante un contexto marcado por la crisis económica internacional, la Covid-19 y los efectos del bloqueo.


Comentarios

MÁS LEÍDAS



ÚLTIMOS TWITS




ENCUÉNTRENOS EN