Pensar y amar a Cuba y su Revolución, eso es Vilma (+Audio)

Recordar a Vilma es recordar a Fidel a Frank y tener presente a Raúl, reconocer la grandeza de la mujer cubana y de la creación de los Círculos Infantiles para los hijos de las madres trabajadoras, pensar y amar a Cuba y su Revolución, eso es Vilma.


7 de abril de 2021 - Daydee Díaz

Pensar y amar a Cuba y su Revolución, eso es Vilma (+Audio)
Tomada de Internet

Categoría: Nacionales

Recordar a Vilma es recordar a Fidel a Frank y tener presente a Raúl, reconocer la grandeza de la mujer cubana y de la creación de los Círculos Infantiles para los hijos de las madres trabajadoras, pensar y amar a Cuba y su Revolución, eso es Vilma.

La Deborah de la lucha clandestina en su natal Santiago de Cuba, la combatiente del Ejército Rebelde, la esposa de Raúl, la madre de los hijos frutos de ese matrimonio, el ejemplo de los valores de la mujer cubana.

Madre, esposa, hija, hermana, amiga, compañera, abnegada, profesional, con una carga de historia de la mano y bajo las ordenes de los héroes más entrañables de la Patria.

Imposible separar mis sentimientos para encarar a la periodista que requiere escribir de esta parte de la historia de una nación en la figura del Vilma Espín Guillois.

La trayectoria revolucionaria de la Heroína de la República de Cuba está estrechamente ligada a la obra del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, quien confió en ella tareas de gran importancia.

“Y hoy se reúnen las mujeres y constituyen esta Federación de Mujeres Cubanas, unidas en esa palabra: cubanas”, recalcó el máximo líder en La Habana el 23 de agosto de1960 tras la fusión de todas las organizaciones femeninas existentes en Cuba, donde Vilma Espín fue elegida su presidenta.

Su imagen de miliciana con ternura y fusil al hombro, refleja el símbolo de la Federación de Mujeres Cubana, FMC. Hoy la heroína de la ciudad y la montaña en la lucha libertaria, continúa como Presidenta de Honor de esa organización  a pesar de su fallecimiento el 18 de junio de 2007.

Bajo la conducción de líder histórico, Vilma, como cariñosamente la recuerda su pueblo, inauguran el 10 de abril de 1961 los primeros círculos infantiles del país, en apoyo a las madres de niños pequeños para que esa fuerza heroica que es la mujer, se incorpore a la sociedad.

En el discurso pronunciado por Fidel Castro Ruz, Presidente de La República de Cuba, en la clausura de la V Plenaria Nacional de la FMC, el 9 de diciembre de 1966, en el estadio “Sandino” de la provincia de Villa Clara expresó: “Cuando nosotros llegamos esta noche aquí, le dije a un compañero que este fenómeno de las mujeres en la Revolución era una revolución dentro de otra revolución”.

La activa guerrillera nació el 7 de abril de 1930, luchó contra la dictadura batistiana desde la clandestinidad en su natal Santiago de Cuba junto a Frank País, miembros del Movimiento 26 de Julio.

A mediados de los años 50 viajó a Estados Unidos a recibir un curso de adiestramiento, de retorno pasa por Ciudad de México para reunirse con Fidel, quien está en los preparativos de la expedición del Yate Granma.

Regresó a Cuba con mensajes y orientaciones enviados por el líder revolucionario a otros dirigentes de la organización patriótica dentro del país.

Innumerables acciones demostraron su valentía al enfrentar al enemigo. Ella junto a otras compañeras de la lucha clandestina, transportaron a grupos de revolucionarios en su auto y escondieron bajo sus faldas armas y medicamentos, que hacían llegar a los guerrilleros.

Cumplió misiones militares en el Ejército Rebelde como combatiente del II Frente Oriental Frank País, a las órdenes de Raúl Castro, al sureste de la Sierra Maestra.

Después del Triunfo de la Revolución asumió múltiples responsabilidades, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y de su Buró Político, con serenidad, buenos modales, educación, cultura, dulzura, esta inolvidable cubana desafió peligros, enfrentó retos, venció obstáculos en defensa de su pueblo.


Comentarios

MÁS LEÍDAS



ÚLTIMOS TWITS




ENCUÉNTRENOS EN