Nombres, origen y significado de algunas de las calles de La Habana (+ Fotos y Videos)

La Habana, capital cubana fundada definitivamente en 1519 a la sombra de una ceiba, bautizada en aquel entonces como San Cristóbal de La Habana, cuenta con calles sumamente llamativas que atraen a viajeros de todo el mundo para apreciarlas y fotografiarlas.


16 de marzo de 2020 - Tomado de Radio Habana Cuba

Nombres, origen y significado de algunas de las calles de La Habana (+ Fotos y Videos)

Categoría: Habana 500

SÍGUENOS EN:       FACEBOOK    TWITTER   INSTAGRAM   TELEGRAM  YOUTUBE   IVOOX         

La Habana, capital cubana fundada definitivamente en 1519 a la sombra de una ceiba, bautizada en aquel entonces como San Cristóbal de La Habana, cuenta con calles sumamente llamativas que atraen a viajeros de todo el mundo para apreciarlas y fotografiarlas.

El paisaje urbano lleno de historia, tradiciones y brillo particular conduce a un viaje significativo por sus arterias, donde las más atrayentes no son precisamente avenidas populosas,  ni las rodeadas de hoteles y restaurantes, sino más bien las que resaltan por su pintoresco nombre.

Sus nombres recuerdan a antiguos propietarios, algunas con significado histórico, vinculado a acontecimientos o a personajes. A otras se les atribuyen con criterio topográfico que rescata características del terreno o por el punto de vista espiritual.

Aquí les explicamos el origen de los curiosos e interesantes nombres de algunas de las calles habaneras.

OBISPO: Por el año 1641, vivió en la esquina de Compostela, fray Jerónimo de Lara, precisamente Obispo de La Habana, en la actualidad es un bulevar muy concurrido.

ÁGUILA: En esta calle se encontraba una de las tabernas más famosas en su tiempo, donde había pintada un águila, a la que debe su nombre.

GALIANO: Don Martín Galiano, ministro interventor de obras de fortificaciones, construyó un puente que llevó su nombre, sobre la Zanja Real, en la dirección antigua de esta calle.

INQUISIDOR: Allí vivió Don Claudio de la Luz, comisario segundo de la Inquisición. En 1750 fue doctor en derecho canónico de la Universidad Pontificia.

SOL: Se llamaba calle de la Pólvora, pues hacia allí se había trasladado el polvorín del castillo de La Fuerza. El nombre definitivo nacería más tarde cuando se abriera una bodega con un sol pintado en su fachada, en la esquina donde se cruzaba con Aguacate.

AGUACATE: Debe su nombre por la existencia de un frondoso árbol de este fruto en la huerta del Convento de Belén. Los que eran vendidos a precios razonables, para evitar el castigo divino.

O'REILLY: Paralela a la calle Obispo, también une el Parque Central con la Avenida del Puerto. En ella se encontraba una de las puertas más utilizadas para entrar y salir de la zona que estaba rodeada de murallas. Por allí accedió a La Habana el General español Alejandro O'Reilly, luego de recuperada la ciudad del dominio inglés y a este oficial debe su nombre.

MONSERRATE: Aquí se encontraba la Ermita de Monserrate, fundada en 1695, en una placita de las puertas de la muralla de ese nombre, para proteger a la ciudad de los ataques de corsarios y piratas.

PICOTA: Para darle un toque de humor, quizás negro, esta calle se llamaba así, pues en la esquina con Jesús María se encontraba la picota pública donde se azotaba a los reos.

OFICIOS: En esta se establecieron muchos artesanos, los lugareños acudían en busca de plateros, herreros, carpinteros, fundidores, orfebres y otros servicios de gran utilidad en la colonia. Desde la Plaza de San Francisco hasta la de Armas, en 1584 era la más importante de las cuatro calles existentes en ese momento en La Habana.

PRADO: Esta alameda, construida  en 1772, se nombró Nuevo Prado o Paseo. En la actualidad se le denominada Paseo del Prado, aunque su nombre es José Martí, en honor al Héroe Nacional de Cuba. Se trata de una avenida de pasaje central arbolado, con asientos y leones de bronce, y que desemboca en el mar.



GALIANO: Don Martín Galiano, ministro interventor de obras de fortificaciones, construyó un puente que llevó su nombre, sobre la Zanja Real, en la dirección antigua de esta calle.

TEJADILLO: En esa calle había una casa que se distinguía por su pequeño techo de tejas, el de las demás era de guano, la barriada era habitada por gente pobre.

TENIENTE REY: Una de las calles más rectas y sombreadas de la Habana colonial. Su nombre ha perdurado sobre disposiciones e intenciones de ser cambiado. Cuenta la historia que en ella vivió el español Teniente Félix del Rey y en la combinación de su título y apellido el pueblo halló la manera de referirse a la calle.


Comentarios

MÁS LEÍDAS



ÚLTIMOS TWITS




ENCUÉNTRENOS EN