Marta Arjona, protectora del patrimonio cultural cubano (+Fotos)

A 15 años del fallecimiento de la Doctora Marta Arjona, Presidenta del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural se le recuerda por su significativa labor en aras de la protección y conservación de nuestro patrimonio en su relación museo, identidad y comunidad.


23 de mayo de 2021 - Cira Peraza

Marta Arjona, protectora del patrimonio cultural cubano (+Fotos)
Tomada de Internet

Categoría: Culturales

A 15 años del fallecimiento de la Doctora Marta Arjona, Presidenta del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural se le recuerda por su significativa labor en aras de la protección y conservación de nuestro patrimonio en su relación museo, identidad y comunidad, desde una óptica humanista y progresista.

Marta Arjona Pérez, nació en La Habana el 23 de mayo de 1923. Sus  inquietudes artísticas la llevaron a matricularse en la Academia Nacional de Bellas Artes San Alejandro, donde cursaría las materias de escultura y modelaje hasta 1945. Realizó un trabajo paciente y de gran calidad en la cerámica artística de autor, dando continuidad al trabajo de artistas como Amelia Peláez, René Portocarrero y Mariano Rodríguez, con quienes colaboró en la realización de murales de cerámica.

Posteriormente viajaría a Madrid y París, donde  se relacionó con los artistas latinoamericanos que vivían esos años de creatividad efervescente en la Europa de posguerra. En esa época conoce a Wifredo Lam y a Agustín Cárdenas. Al triunfo de la Revolución en 1959 fue la primera persona del ámbito intelectual a quien el Estado cubano le encomendó la clasificación de los llamados Bienes Culturales Nacionales, procedentes de las propias colecciones estatales y de lo requisado a particulares. En su trabajo era severa, rigurosa, cultísima y honesta.

 

Ofrenda floral colocada hoy, por el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural en la lápida que marca el sitio donde descansan los restos mortales de la Doctora Marta Arjona Pérez, en la Basílica de San Francisco de Asís, en La Habana Vieja.

 

A partir de entonces ocupó varios cargos importantes, siempre relacionados con el patrimonio cultural hasta que en 1995 se le designa como Presidenta del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, cargo que desempeñó hasta su muerte, a la edad de 83 años.

Su legado está plasmado en la intensa participación que tuvo en la redacción  de la legislación para la protección y el rescate de bienes culturales.

La labor de la destacada intelectual y artista plástica le permitió la consolidación de un importante cuerpo legal y jurídico como la Ley Número Uno de Protección del Patrimonio Cultural y la Ley Número Dos de los Monumentos Nacionales y Locales.  

 Propició el ordenamiento y sistematización de la ciencia museológica, la cual introduce en la Isla. Y entre sus aportes, el nacimiento de instituciones que marcarían la consolidación patrimonial, como la Comisión Nacional de Monumentos y el Primer Instituto Politécnico en Museología que, más tarde, se convertiría en una de sus obras más preciadas: el Centro nacional de Restauración y Museología, creado con el auspicio de la UNESCO, entidad con la que colaboró durante 40 años.

Además, logró el acercamiento con museos y especialistas de América Latina, el Caribe y Europa, con los cuales mantuvo constante comunicación e intercambio profesional.

Marta Arjona dedicó gran parte de su fecunda existencia a trabajar en aras de la conservación del patrimonio cultural cubano. Esta actitud la acuñaría cuando dijo: "Yo me siento tan realizada como cuando hacía cerámica o esculturas”.

Para conmemorar este 23 de mayo el aniversario 15 del fallecimiento de la Doctora Marta Arjona Pérez, el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural colocó una ofrenda floral en su honor, en la Basilíca de San Francisco de Asís, en La Habana Vieja.

 

 


Comentarios

MÁS LEÍDAS



ÚLTIMOS TWITS




ENCUÉNTRENOS EN