La esclavitud es mucho más que un mal recuerdo

Cuba marcha en la línea frontal de la lucha por la plena igualdad para todos los seres humanos y, en consecuencia, batalla por eliminar los remanentes de la discriminación que persisten en nuestra sociedad.


25 de marzo de 2021 - Eduardo González

La esclavitud es mucho más que un mal recuerdo
Foto de Internet

Categoría: Nacionales

Yan Yan Buréh es el nombre ancestral de un islote, en medio del río La Gambia, que los ingleses rebautizaron Georgetown. Allí todavía existen las sobrecogedoras ruinas del barracón donde eran encerrados los cautivos, procedentes de una amplia región del África Occidental, en espera de los barcos negreros que los traerían a América, si sobrevivían al horrendo tráfico trasatlántico, para convertirlos en esclavos.

No creo posible que un ser humano libre, como yo, comprenda, en su total magnitud, la tragedia de aquellos infelices, pero parado entre los muros de piedra de la macabra factoría, sentí una corriente helada recorrer mi
espalda.

Desde finales del siglo XVl, Cuba fue una de las primeras colonias en recibir esclavos africanos, una vez extinguidos los aborígenes por el brutal trabajo al que fueron forzados por los colonizadores españoles.
Desde entonces, y hasta la abolición de la esclavitud, en 1886, más de un millón de africanos fueron traídos a Cuba, donde se les negó la condición de humanos, se les privó de su cultura, de sus familias, fueron obligados a las más duras labores, bajo extremadamente crueles castigos físicos y humillaciones.

Fueron ellos mismos, junto con los criollos de vergüenza, quienes ganaron la libertad, en 30 años de gloriosa guerra, con el machete de trabajo como principal arma.

Fundidos en las raíces de la nacionalidad cubana, ellos nos legaron los valores de su cultura ancestral, su espíritu de indomable rebeldía y su amor a la libertad.

Los horrores de la esclavitud no son solo un mal recuerdo, que muchos pretenden olvidar, sino una dolorosa realidad actual en algunos países, donde persiste esa inhumana práctica, disfrazada de contratos leoninos. La Asamblea General de Naciones Unidas estableció el 25 de marzo como Día Internacional de Recuerdo de las Víctimas de la Esclavitud y la Trata Transatlántica de Esclavos, para rendir homenaje a quienes sufrieron esa horrible práctica.

También para combatir sin tregua a la discriminación racial, étnica y de origen nacional, que sirvió de burdo pretexto para la esclavitud y subyace en la actual explotación y marginación de miles de millones de personas en casi todo el mundo.

Cuba marcha en la línea frontal de la lucha por la plena igualdad para todos los seres humanos y, en consecuencia, batalla por eliminar los remanentes de la discriminación que persisten en nuestra sociedad.

 


Comentarios

MÁS LEÍDAS



ÚLTIMOS TWITS




ENCUÉNTRENOS EN