Radio Taíno es una Cadena Nacional que transmite exclusivamente en Frecuencia Modulada (FM) para todo el país.

Mijaín tiene mucho que dar todavía

Mijaín López ya lo ha anunciado: desafiará la historia en Tokio, e intentará escalar a lo más alto del olimpo para convertirse en el único gladiador en la historia poseedor de cuatro medallas de oro en citas estivales...


15 de diciembre de 2017 - Tomado de Granma

Mijaín tiene mucho que dar todavía

Mijaín López ya lo ha anunciado: desafiará la historia en Tokio, e intentará escalar a lo más alto del olimpo para convertirse en el único gladiador en la historia poseedor de cuatro medallas de oro en citas estivales, superando al  «oso ruso» Alexandr Karelin.

Desde que ocupó el trono en Beijing 2008, Mijaín nunca ha cedido la corona en la máxima división del estilo grecorromano, Londres 2012 y Río 2016 forman parte de su feudo.  A ese tremendo palmarés se le suman cinco títulos del orbe, lo cual lo convierten en una leyenda viva de ese deporte.

«Me siento en excelentes condiciones físicas y síquicas y me mantengo entrenando constantemente. Soy un luchador al que le gusta competir y ganar, vivo para eso», confiesa el extraclase pinareño.

Mijaín actualmente tiene 35 años, y arribaría a Tokio con 38, muchos ven su «longevidad» como un obstáculo para lograr la hazaña, sin embargo, ello no lo es tanto. Según su avezado entrenador, Raúl Trujillo, la edad cronológica del portentoso luchador difiere sustancialmente de su edad física, la cual en estos momentos equivaldría a un atleta de 27 o 28 años, por lo que no existe ninguna dificultad para que llegue en óptimo estado al magno evento de la capital nipona.

«Solo debe tener disciplina, cuidar el peso y mantener un estilo de vida saludable. Es un gladiador con una alta maestría deportiva que prácticamente puede entrenar solo y que no necesita un largo periodo de tiempo para alcanzar la máxima forma deportiva», explica Trujillo.

Tras su última aparición en  Río 2016,  Mijaín consumará su retorno a los colchones durante los Juegos Centroamericanos de Barranquilla 2018.

Su preparación continuará con la justa multideportiva panamericana de Lima 2019 y el Campeonato Mundial de ese mismo año, en sede aún por definir, este último certamen con el objetivo de asegurar valiosos puntos en el ranking que lo sitúen entre los «sembrados» para Tokio 2020.

«En eso estamos enfocados, el principal problema será la nueva reglamentación que se aplicará en el 2018, que obliga a competir en dos jornadas y pesarse justo antes de comenzar las peleas. Pienso que este cambio no vaya a trascender, es negativo para este deporte, conlleva a que los atletas tengan que hacer un gran sacrificio», manifiesta el tricampeón olímpico.

Durante el 2018 y, a modo experimental, cada división de la lucha competirá durante dos días –una jornada para las eliminatorias y repechajes y la otra destinada a semifinales y final– con dos rondas de pesajes: una preliminar que se efectuará en la mañana del primer día de los combates y otra en la segunda fecha, con dos kilogramos de tolerancia. Este sistema demandará un esfuerzo mayor de los atletas.

«En las ligas funciona así, pero allí se efectúa una pelea por semana. Cuando incursioné en Alemania, por ejemplo, conversaba con los entrenadores y ellos me decían: “Sabemos que tú eres el mejor luchador del mundo, pero con esta forma de pesaje no eres el mismo”. Allí con rivales a los que podía ganarles por 10-0 lo hacía con marcador apretado, debido al desgaste físico y a la falta de oxígeno. Es muy difícil disputar tres o cuatro peleas para al otro día tener que volver a bajar de peso, sin tiempo para la recuperación. Eso va a desvirtuar la disciplina, porque casi nadie se siente en condiciones para realizar ese esfuerzo, y yo no voy a permitirme deslucir en ningún evento. Mijaín López tiene que ser el mismo de siempre», concluyó.


Comentarios

MÁS LEÍDAS



ÚLTIMOS TWITS


ENCUÉNTRENOS EN