Radio Taíno es una Cadena Nacional que transmite exclusivamente en Frecuencia Modulada (FM) para todo el país.

Mariana Grajales Cuello, Madre de la Patria.

La grandeza de Mariana está presente a partir de la formación que dio a sus hijos, a los que supo inculcarles altos valores morales, entre los que se destacan el patriotismo.


27 de noviembre de 2017 - Tomado de Granma

Mariana Grajales Cuello, Madre de la Patria.

Mariana Grajales Cuello, a quien también se le ha llamado Madre de la Patria, falleció el 27 de noviembre de 1893, en Kingston, Jamaica, a la edad de 78 años. Su nacimiento ocurrió el 12 de julio de 1815 en Santiago de Cuba y fue bautizada en la iglesia de Santo Tomás Apóstol, ubicada frente al parque Crombet –conocido por los santiagueros como La Placita– y al teatro Martí. En este importante documento se registra como hija de José Grajales Matos, dominicano, y de Teresa Cuello Zayas, cubana. De manera que queda clara la escritura correcta de su apellido materno, así como el origen cubano de su progenitora, datos que aún aparecen publicados con errores en diferentes medios de difusión.

La grandeza de Mariana está presente a partir de la formación que dio a sus hijos, a los que supo inculcarles altos valores morales, entre los que se destacan el patriotismo, ese sentimiento que junto a su esposo Marcos Maceo, infundió también a todos los que tuvieron la posibilidad de participar con ellos en la contienda.

En la guerra grande participaron 12 de sus 14 hijos, ya que dos de ellos mueren antes de iniciada la contienda bélica. Las hembras, junto a Mariana dieron su aporte desde los hospitales de sangre del Ejército Libertador, donde atendieron tanto a cubanos como a españoles. Los hijos varones, junto al padre, tuvieron una destacada participación, que les permitió alcanzar grados militares y cargos de responsabilidad.

Mariana sufrió con valentía los rigores de la vida en campaña y la pérdida de su esposo Marcos y algunos hijos muertos en combate. Mantuvo siempre una actitud patriótica, alentando al resto de la familia  a luchar o morir por la libertad de Cuba.

Como muchos patriotas, marchó al exilio en 1878 y se estableció en Kingston, Jamaica donde sufrió los rigores de la pobreza y la estrecha vigilancia española que interceptaba la correspondencia con sus hijos.

Antes de morir, Mariana pidió que una vez que Cuba fuera libre, sus restos se trasladaran a su tierra natal para tener descanso eterno.En cumplimiento del último deseo de la patriota, en la década del 20 del pasado siglo, el Ayuntamiento de Santiago de Cuba promovió su traslado a la patria.

El pasado 10 de octubre sus restos fueron inhumados en ceremonia militar y depositados en la primera línea del campo santo santiaguero, donde se le rinde guardia de honor permanente.


Comentarios

MÁS LEÍDAS



ÚLTIMOS TWITS


ENCUÉNTRENOS EN