Radio Taíno es una Cadena Nacional que transmite exclusivamente en Frecuencia Modulada (FM) para todo el país.

La Mona Lisa de Nat King Cole es obra de un cubano

Mona Lisa, convertida en todo un hit mundial en la voz de Nat King Cole, fue la primera canción de la historia no perteneciente a una película musical que consiguió en 1951 ganar el Oscar en esta categoría.


17 de enero de 2018 - Por Mercedes Hernández

La Mona Lisa de Nat King Cole es obra de un cubano

Hoy le cuento sobre una canción de un cubano que tuvo que vender sus derechos de autor, renunciando así a una melodía devenida todo un éxito. El susodicho habitante de esta isla es Mérido Gutiérrez Rippe, compositor, cantante y guitarrista e imitador, un holguinero radicado en Nueva York en la década de los cincuenta y la melodía es esta:

Mona Lisa, convertida en todo un hit mundial en la voz de Nat King Cole, fue la primera canción de la historia no perteneciente a una película musical que consiguió en 1951 ganar el Oscar en esta categoría.

El hambre y la desesperación, la pobreza y el futuro pintado de negro son malos consejeros y llevan a tomar decisiones tremendas. Pero esas actitudes no pueden ser juzgadas con los ojos de hoy sin verlas en su contexto.

Hace unos años vi un documental por la televisión que me estremeció: contaba sobre la vida de Mérido Gutiérrez Rippe, radicado en Nueva York en la década de los cincuenta y a quien las urgencias económicas le llevaron a vender una de sus partituras musicales, o quizás fueron varias. Pero una en particular resultó  un hecho sin precedente. Yo tengo mis dudas y por mucho que he investigado no encuentro una respuesta: ¿La canción vendida por el cubano hubiera sido tan espectacular o se volvió famosa por el arreglo, la orquestación y la voz de Nat King Cole?

En una entrevista, Mérido Gutiérrez narró la historia de la melodía. Contó que  bajo una intensa nevada se refugió en la Biblioteca de la Quinta Avenida. Una empleada le invitó a entrar en el edificio. En su interior había cubículos llenos de estantes con libros y mesas de lectura. En una simetría perfecta, cuadros de pintores famosos adornaban las paredes. Y allí estaba una reproducción de la Mona Lisa, de Da Vinci. De regreso a su casa, tomó la  guitarra y poco a poco nació la línea melódica de la canción.

El autor señaló que utilizó varios compases de un popular número del trecero cubano Arsenio Rodríguez, también radicado en New York, hasta que finalmente, después de inscribirla en el Registro de la Propiedad Intelectual, en la Jeferson Music CD Inc., e ignorando el valor que podía tener esta pieza, vendió  los derechos de autor junto a otra composición, por el módico precio de 200 dólares.                                       

Dos años después el  número se hizo famoso gracias a la excelente interpretación de Nat King Cole y al maravilloso arreglo orquestal de que fue objeto. El tema ha sido empleado como banda sonora en varias películas norteamericanas para enmarcar la época de los primeros años de la década del 50.

En el catálogo autoral de Mérido Gutiérrez se incluyeron otras obras como La copa de cristal, Te quiero y Tú, entre otras que también grabaron prestigiosos intérpretes como Pedro Vargas y el trío mexicano Los Panchos.


Comentarios

MÁS LEÍDAS



ÚLTIMOS TWITS


ENCUÉNTRENOS EN