Radio Taíno es una Cadena Nacional que transmite exclusivamente en Frecuencia Modulada (FM) para todo el país.

Desde el interior de la Zona Caliente (+Fotos)

Sonando en Cuba, el concurso de música cubana de los domingos en las noches televisivas, ha puesto en zona de peligro a tres de los aspirantes a alzarse con el trofeo de la segunda temporada.


9 de septiembre de 2016 - Por Lester Upierre

Desde el interior de la Zona Caliente (+Fotos)

Sonando en Cuba, el concurso de música cubana de los domingos en las noches televisivas, ha puesto en zona de peligro a tres de los aspirantes a alzarse con el trofeo de la segunda temporada.

Con Yordan Quintana, de Cienfuegos (número 14); Diasmanis Ramírez, de Holguin (número 6); y Yaran Cruz, de Matanzas (número 17) conversamos sobre su recorrido dentro del programa y los retos que implica encontrarse en la zona caliente y arriesgarse a la expulsión.

¿Cómo han enfrentado ustedes el reto que es Sonando en Cuba?

YC: Me prepare un mes antes de llegar a las audiciones porque sabía que iba a ser más difícil. Solamente de Matanzas se presentaron más de trescientas personas y nunca pensé que iba a ser seleccionado. Durante este tiempo me he ido preparando en el repertorio musical cubano porque no tenía mucho conocimiento acerca de lo que es la música cubana; siempre he sido más de cantar temas y estilos de corte internacional. Ha sido difícil pero me he adaptado rápidamente a la situación y al concurso gracias al apoyo de mi coach, Mayito Rivera, de mi repertorista y de René Baños, he ido avanzando.

DR: Mi reto ha sido superarme cada día porque nunca he estudiado música, de hecho estudio en la universidad, y como nunca había cantado nada de música cubana y a través del programa he conocido a grandes figuras del mundo sonoro de nuestro país. Solamente formar parte de Sonando en Cuba es algo bien grande, puesto que estar dentro de las 24 voces elegidas es tanto un reto como un mérito.

YQ: En este momento mi reto es salir de la zona caliente, tratar de ponerle todo a la próxima canción que voy a interpretar y tampoco defraudar a todas las personas que han votado por mí y que creen que puedo salir de donde estoy. La vida nos hace cometer errores y cuando eso pasa lo mejor que se puede hacer es tener las fuerzas y la capacidad de enmendar ese error.

No solo han tenido que lidiar con la música, también lo han hecho con el espectáculo televisivo que es Sonando en Cuba. ¿Cuál ha sido su experiencia dentro del entorno de este show de televisión?

YC: Ha sido bastante difícil, porque he tenido que estar pendiente a varias cámaras, a los límites para caminar en el escenario, y sumarle a eso todo lo que hay que transmitirle al público en cada canción, así como la manera de interpretar tu tema, porque equivocarte no es algo que te puedas permitir.

DR: El programa es netamente en vivo, no hay cortes, cuando sales al escenario tienes que estar cantando y eso suma presión. El público te está mirando, los tres coaches te evalúan desde el momento en que pones un pie en el escenario y terminas con la última nota. Creo que decir que es difícil sería decir poco.

YQ: Siempre cuando existe esa presión, y más en un programa de este tipo, los nervios afloran, pero hay que intentar ser uno mismo. Siempre he dicho que el cantante podrá tener escuela y haber entrenado con muchos maestros, pero siempre tiene que ser el mismo, comportarse en el escenario como es, que las personas te conozcan siendo como eres, sin diferenciarte cuando estas en el escenario o fuera de él.

¿Qué se siente estar en la Zona Caliente?

YC: Es un escarmiento, porque debimos haber hecho el tema como si fuera la última noche, pero siempre los nervios traicionan y eso fue lo que nos sucedió a los tres. Ahora lo que queda es crecernos.

DR: Para mí no fue un escarmiento, sino una experiencia más, porque te lleva al momento de identificar tu error y rectificarlo para la próxima vez. Es mejor que haya pasado ahora y no después porque solo uno va a ganar entre los 24 seleccionados y 23 van a estar en la zona caliente, y también puede pasar que el ganador de este concurso haya pasado por la zona caliente. Ahora queda que el público se dé cuenta que son ellos quienes pueden salvar a su favorito.

YQ: Todo el mundo va a sentir la zona caliente. Cualquiera puede tener un fallo, cualquiera puede caer. Simplemente este lugar es una advertencia de que esto no es un juego y que es necesario ponerle a cada actuación lo que lleva porque si no sufres las consecuencias.

El poder ahora está en la audiencia de Sonando en Cuba. Los tres muchachos se preparan fuertemente para defender sus temas y salvarse de este destino. La experiencia ya está aprendida y la suerte está echada. Su talento y el escenario dirán la última palabra pero el público tendrá el veredicto final.

Votar por ellos es vital para su permanencia en el concurso. Para hacerlo debe enviar un mensaje de texto al 8888 con esta guía: Sonando (espacio) número del concursante.               

 

Con la camiseta azul, Diasmanis Ramírez #6; con la camiseta naranja, Yordan Quintana #14; con la camiseta verde, Yaran Cruz #17. Al centro Ana María Dominguez, conductora de A buena Hora


Comentarios

MÁS LEÍDAS



ÚLTIMOS TWITS


ENCUÉNTRENOS EN